Sri Guru Gita y el Principio (Tatva) Guru

“Om Namah śivāya gurave
Sac-cid-ānanda-mūrtaye
Nisprapañcaya śāntāya
Nirālambāya tejase ”
Sri Guru Gita

El Guru Gita es parte del Skanda Purana, asignado al sabio Vyasa, y es la respuesta dada por el Señor Shiva a la solicitud hecha por Parvati de iniciarla en el Conocimiento Guru-Tattva y también a la pregunta “¿Mediante qué camino puede un alma encarnada Ser Uno con Brahman?”

ShriShyamaCharanLahiriMahasaya

Si esta escritura, Sri Guru Gita, atrajo la atención de Sri Lahiri Mahasaya, entonces debería ser importante para todos los que siguen el camino de Kriya Yoga. Sri Lahiri Mahasaya teje breves comentarios – versículo por versículo – de esta obra que muestra la conexión con el Gurú como la forma más elevada de sadhana (práctica espiritual).

Aunque el trabajo permite diferentes niveles de interpretación, ninguna de estas interpretaciones considera el Gurú como sólo un hombre o una mujer (Jiva-Tattva). El Gurú es siempre un Principio (tattva), de naturaleza trascendental.

La figura humana del Gurú es más como un puente para lograr este Tattva que el propio Tattva. El Gurú en forma humana es un servidor de Tattva, uno que presta al Guru-Tattva su forma de carne y hueso, su sabiduría y sus bhavas (sentimientos) divinos, según los designios del Guru-Tattva. Cuando una persona acepta un Gurú, se establece una conexión con el Guru-Tattva, mediada por el maestro humano.

Svadeśikasyaiva śarīracintanam

bhavedanantasya śivasya chintanam,

Svadeśikasyaiva ca nāmakīrtanam

bhavedanantasya śivasya kīrtanam.

 (Contemplar la forma del Gurú de cada uno es contemplar a Shiva infinito. Cantar la gloria del nombre del Gurú es cantar la gloria de Shiva infinito).

La conexión con el Guru-Tattva es un poderoso instrumento para el avance espiritual y constituye en sí mismo una práctica espiritual. Shiva se apropia de la forma espiritual (svarupa) del maestro humano para establecer una conexión con el discípulo quien entonces se inunda con dicha y bendiciones.

Se dice que las acciones de prāṇāyāma, yogaś-citta-vṛtti-nirodhaḥ y pratyāhāra comienzan por su cuenta al meditar sobre el Gurú. Una vez que el yogui comienza la meditación sobre el Gurú, olvida todo acerca de los placeres sensoriales. Entonces no hay necesidad de controlar los sentidos y la mente para alcanzar la etapa de pratyāhāra. Kuṇḍalinī también despierta por su cuenta y está lista para más procesos de yoga. Todos los Kriyās ocurren por sí solos mediante la meditación sobre el Gurú, y el yogui alcanza el Samadhi sin grandes esfuerzos.

” Gurumūrtim smarennityam

gurunāma sadā japet,

Gurorājñām prakurvīta

guror-anyanna bhāvayet.”

 (Recuerde siempre la forma del Gurú. Repite constantemente el nombre del Gurú. Obedece siempre las órdenes del Gurú. No pienses en otra cosa que en el Gurú.)

“Ananyāś-cinta-yanto mām

sulabham paramam padam,

Tasmāt sarva-prayatnena

guror-ārādhanam kuru.”

(El estado supremo lo alcanzan fácilmente aquellos que no piensan en otra cosa que en mí. Por lo tanto, esfuérzate al máximo por adorar al Gurú.)

El Guru-tattva puede tomar muchas, muchas formas y se manifiesta en gradaciones que van desde el “maestro de escuela” a “Prof. Dr. “, cualquiera que sea el ashram en la que el gurú se encuentre (ya sea grhasta o sannyasi). Es una exageración la afirmación de que sólo el brahmavid – uno que se ha identificado plenamente con el Brahman – y que es, al mismo tiempo, un Sannyasi – que ocupa 24 horas para estudiar y meditar en el Atman – es el único y verdadero gurú.

Hay grandes maestros que se dedican sólo a la Bhagavad-Anubhava (una experiencia mística con Dios personal). También pueden estar al servicio del Guru-Tattva.

Hemos visto a muchos kriyavanes afectados por decepciones con maestros humanos y kriyavanes afectados por la búsqueda de un auténtico gurú, en carne y hueso, cuando cualquier maestro humano puede servir al Guru-Tattva o Siva- ya sea encarnado o desencarnado – para establecer una conexión con el discípulo.

En cualquier caso, el Guru-Tattva es más importante que la figura humana del propio maestro. Cuando un maestro humano cumple su propósito en la vida espiritual del discípulo, y ya no está capacitado para llevar adelante al discípulo, el Guru-Tattva entonces lleva al discípulo a un maestro humano más avanzado. La conexión con el Guru-Tattva no se pierde al cambiar de maestro, o cuando el maestro muere físicamente.

Sri Lahiri Mahasaya respalda este punto de vista del Guru Gita: el Guru-Tattva puede utilizar la práctica espiritual (sadhana) de uno como una herramienta de conexión con el discípulo. En este sentido, el Gurú no es considerado diferente de la consciencia de Atman (Gurur buddhyâtama nânyat satyam satyam in samshayah). Y esto significa que el Guru-Tattva – a través de los propios esfuerzos del discípulo en tomar consciencia del Atman – orienta gradualmente al discípulo a niveles más profundos del Ser (Atman).

La gran Verdad que el Guru-Tattva espera transmitir es “Tat Tvam Asi” – ¡Tú eres eso! Sin embargo, este conocimiento no se transmite sólo a través de las palabras, sino principalmente a través de una comunicación sutil, silenciosa, que puede llevar al discípulo a la Verdadera Experiencia, que es la experiencia de Unicidad con Brahman. Es en este contexto – la comunicación silenciosa – donde se encuentra esta conexión con el Guru-Tattva.

Esto no debe confundirse con lo que la gente llama “Gurú interno”, que se imagina como si hubiera otra persona – pequeña – dentro de la persona. No existen dos “Yo”. El Conocimiento de la Unicidad (kevala) es en sí mismo una forma de Guru-Tattva, según lo declarado por Sri Lahiri Mahasaya y los Shastras.

Uno puede especular que el énfasis de Sri Lahiri Mahasaya en este tipo de conexión con el Guru Tattva es debido a que él mismo nunca tuvo una conexión real con un maestro humano [Algunos discípulos veteranos vienen a declarar que el tan famoso Babaji es nada más que una representación del Guru Tattva, y que el maestro de Lahiri nunca existió como una entidad viva, de carne y hueso]. Esto no importa, el hecho es que el Guru Tattva estuvo presente en la vida de Sri Lahiri Mahasaya, y debe estar presente en la vida de todos nosotros, sus discípulos y seguidores.

En sus comentarios del Guru Gita, Sri Lahiri Mahasaya muestra que Kriya Yoga comienza con la simple concentración de la mente en el punto entre las cejas o Kutastha. Este es el momento de establecer la conexión con el Guru-tattva, a través de la meditación profunda en el Gurú.

Entonces viene el Kriya-pranayama, que es en sí el servicio a los pies del Gurú (Guru-seva). En este punto, los pensamientos se vuelven tan apaciguados que sólo la Conciencia- Testigo permanece.

A continuación, lo siguiente es la meditación en puro “YO SOY”. Kriya Yoga debe culminar en el esfuerzo por lograr la Verdadera Experiencia (Ser-Uno con Brahman). Cuando el esfuerzo cesa, entonces hay dhyana. Este es el estado de Quietud o Paravastha, que puede ocurrir con o sin kevala kumbhaka (contención de la respiración espontánea).
Entonces, cuando el corazón se inunda con paz y felicidad, entonces hay samadhi. Kriya Yoga, por lo tanto, debe fluir en el océano de Autoconocimiento o Conocimiento del Ser.

¿No es Lahiri Mahasaya un Brahma-vid, o un Jjñani? ¿No está actualmente el Guru-Tattva haciendo uso de su imagen, forma, palabras y técnicas de yoga para guiar y dirigir a las personas en todo el mundo a la senda del Autoconocimiento?

El hecho de que un maestro humano como Lahiri Mahasaya haya llegado al conocimiento de la Unicidad (kevala), en el que ninguna sensación de “dos” permanece, no le hace un ser amorfo e impersonal. Aunque sin cuerpo, y siempre inmersos en la conciencia de “Yo soy Brahman”, los Gurús permanecen como personas humanas, sin pérdida de la personalidad, identidad o individualidad, y esto es exactamente lo que hace la conexión con ellos una experiencia rica y llena de dulzura trascendental.

¡Paz, alegría y bendiciones!


Yogi Prabhuji

 Autor: Yogi Profesor Ramdas Prabhuji, del Linaje de Shri Panchanan del Kriya Yoga de Lahiri Mahasaya.

Spanish Translation Lovingly Contributed by Leandro Lacunza. Big Thanks!


Leave a Comment: