El Chakra Ajna y la Súper-consciencia

La facultad de la visión espiritual o súper-consciencia – la función del chakra Ajna – tiene su propio sistema de signos o lenguaje según el cual “interpreta” los actos de la psique, mente y realidad externa. La sociedad a menudo se ha apropiado de los signos de la súper-consciencia. Por ejemplo, luz = divino.

Sin duda hay señales hechas por la sociedad (la hoz y el martillo = comunismo), y uno podría preguntarse si la súper-consciencia también se apropia de los signos creados por el hombre basándose en la afinidad con su propio sistema de representación.

Los signos de la súper-consciencia son básicamente figuras, formas e imágenes formadas por 2, 3 o más componentes. A menudo la mente no es capaz de entender el significado de estas señales, pero esto no implica que dichos significados no existan.

Por ejemplo, la súper-consciencia ve tres canicas que salen del vientre de una persona. Después del examen médico apropiado, se descubrió que la persona tenía cálculos biliares y las piedras eran exactamente tres. En el sistema de representación de la súper-consciencia, las tres piedras tenían peso y tamaño de canicas porque era así como el cuerpo de esa persona sintió la presencia de las piedras.

La súper-consciencia no crea fantasías acerca de los objetos, pero con su visión global, los “interpreta” utilizando tantos componentes como sean necesarios para sintetizar el mensaje en una sola señal.

La súper-consciencia parece atribuir significados figurativos a los objetos porque satisface la necesidad de síntesis. Pero eso no significa que los significados literales, denotativos, no existan. En el ejemplo anterior, los cálculos biliares eran hechos reales; existían literalmente.

Uno de los grandes errores de los investigadores y estudiosos es la opinión de que los sentidos figurados de la súper-consciencia representan sólo ideas simbólicas y, en el mejor de los casos los movimientos internos del estado psicológico. Las percepciones de la súper-consciencia incluyen objetos y seres en el sentido literal; es decir, objetos y cosas fuera de la psique humana. Las filosofías de la India van más allá; declaran que la súper-consciencia es capaz de vislumbrar el alma y el mundo espiritual.

Hay que tener cuidado, por lo tanto, de no hacer una lectura errónea de los signos de la súper-consciencia. Considera la imagen de Ganesha. Supongamos que en un trance meditativo, la súper-consciencia ha entrado en contacto con un ser que se ha dedicado ampliamente a escuchar el conocimiento védico, memorizarlo, y, finalmente, hacer registros escritos de todo lo que aprendió. La súper-consciencia podría sintetizar fácilmente las diferentes cualidades de este ser, que lo representa como un hombre con cabeza de elefante. Hay algo sagrado en las imágenes hechas por la súper-consciencia, porque a través de estas imágenes – acompañado de adoración (puja) y meditación – el individuo puede volver a tender a conectarse a Dios.

Los yoguis y todos aquellos involucrados en meditación acceden a la súper-consciencia mucho más fácilmente. De acuerdo con la investigación moderna, las ondas cerebrales alfa que reflejan la actividad de la súper-consciencia aparecen en los gráficos sobre todo cuando la persona está en un estado de meditación o somnolencia.

En este estado, la mente sería capaz de acceder a conocimientos externos al cerebro. El matemático Ramanujan afirmó haber obtenido sus ecuaciones y conceptos matemáticos a través de los sueños, en los que Devi le mostró este conocimiento. Einstein también dijo que había obtenido sus grandes descubrimientos en el campo físico a través de los sueños.

Esto y muchos otros ejemplos demuestran que la súper-consciencia establece un diálogo con la mente, manifestando una solidaridad inusual y complicidad en las áreas de interés de la mente; de ahí el origen de importantes sueños, inspiración, visiones y puntos de vista.

Los Shastras describen cuatro estados de conciencia: Estado de “vigilia” o Jagrat; el estado de “soñar” o Svapna; el estado de “sueño profundo”, o Sushupti; y el estado más allá de eso, llamado Turiya, también conocido como el estado “Vasudeva“, o conciencia en Samadhi. La súper-consciencia se encuentra en un estado entre Sushupti y Turiya.

human-brain-1

Referencia de la imagen: Copyright Pearson Education, Inc.

Como hemos visto, la súper-consciencia tiene poderes o Siddhis, que están relacionados con la activación del Chakra Ajna y especialmente el Ajna o Rudra granthi-bedha. El Granthi Rudra está justo debajo del chakra Ajna y se encuentra justo en el comienzo del bulbo raquídeo.

La técnica Yoni Mudra del Kriya Yoga de Lahiri Mahasaya se centra exactamente en Rudra Granthi-Bedha, el proceso de perforar el nudo Ajna (o nudo de Rudra), que es uno de los principales nudos del sistema de chakras. Sin embargo, el kriyavan o kriya-yogui practica esta técnica no con el propósito de obtener Siddhis, sino para lograr la experiencia de la luz espiritual o Kutastha.

En muchos aspectos, La súper-consciencia es similar a la descripción del “Gurú interno”. Por ejemplo, a través de signos específicos, la súper-consciencia es capaz de informar al kriyavan respecto a lo que se está procesando internamente como resultado de la limpieza de los chakras (Bhuta-shuddi) promovidas por Kriya Yoga, y el grado de apertura y acceso al Atman propio. La súper-consciencia también es capaz de realizar la conexión con el Tattva Gurú y hacer representaciones para garantizar la autenticidad de esta conexión.


Yogi Prabhuji

 Autor: Yogi Profesor Ramdas Prabhuji, del Linaje de Shri Panchanan del Kriya Yoga de Lahiri Mahasaya.

Spanish Translation Lovingly Contributed by Leandro Lacunza. Big Thanks!


Leave a Comment: